CORONAVIRUS:  Información actualizada, medidas y contactos.  

Novedades

Contacto ET

Publicado el 28/08/2020 en Académicas

Un estudio de astrobiología impulsado por investigadores de nuestra universidad y del Observatorio Astronómico de Córdoba (OAC) intenta develar si existen probabilidades de contacto entre civilizaciones extraterrestres. A través de un modelo estadístico de simulaciones, analizaron miles de escenarios alternativos para identificar bajo qué condiciones sería probable establecer una comunicación de esta naturaleza, dentro de la Vía Láctea.

Los autores asumen que las civilizaciones extraterrestres poseen la tecnología compatible para comunicar. En este marco, un estudio de nuestro investigador José Gabriel Funes, S.J. y de miembros del OAC, Marcelo Lares y Luciana Gramajo, fue recientemente publicado por el International Journal of Astrobiology de la Cambridge University Press. En el mismo evalúan más de 150 mil simulaciones que incluyeron 5204 escenarios posibles utilizando un método estadístico de simulaciones denominado "Montercarlo".

Los investigadores desarrollaron una herramienta para estimar la probabilidad de contactos causales con otras inteligencias, y determinar cuál sería el impacto sobre las estimaciones del número de civilizaciones en la Galaxia de no encontrar evidencias en un periodo de 50 o 100 años. El trabajo sugiere que aún si la Galaxia estuviera repleta de emisores de señales, debido a las grandes distancias involucradas, es extremadamente optimista esperar que una llegue a la Tierra en un lapso de tan solo 100 años.

Entre un conjunto de modelos analizados mediante simulaciones numéricas, las posibilidades de comunicación son bajas, excepto para un escenario donde la galaxia está densamente poblada y las civilizaciones son muy antiguas. Esas chances aumentan significativamente a medida que crece el número de civilizaciones activas, es decir, desarrolladas con tecnologías adecuadas para emitir y recibir mensajes.

Otra variable crucial es la densidad poblacional de los nodos -civilizaciones extraterrestres tecnológicamente avanzadas y sus eventuales estaciones repetidoras- y las distancias que los separan entre sí. Un ejemplo para comprender esto sería comprender que La Vía Láctea tiene una extensión de 100 mil años luz. Si existieran dos civilizaciones en los márgenes opuestos, cualquier señal demoraría 200 mil años en ir de una a otra y retornar.

Según los autores, uno de los problemas al plantear las posibilidades de comunicación entre civilizaciones inteligentes, es que tanto el mensaje como el canal de comunicación deben buscarse sin un acuerdo previo.

Es posible que existan dos entidades que utilizan diferentes tecnologías y entonces el contacto no va a suceder. En este sentido, el relevamiento del cielo y la búsqueda de las nuevas tecnologías se van a ir dando de manera independiente con lo que quizás en un futuro se consigan nuevos canales de comunicación.

Los proyectos de búsqueda de señales inteligentes provenientes del espacio son de alto riesgo, pero también de alto retorno, ya que la eventual detección de vida inteligente en otros mundos podría cambiar la civilización tal como la conocemos, y poner a la humanidad en una situación de perspectiva cósmica. Esto justifica el esfuerzo de la búsqueda, que hasta ahora ha relevado una región sumamente pequeña de la vecindad solar.

Proyecto OTHER

Esta investigación se realizó en el marco del Proyecto OTHER (Otros mundos, Tierra, Humanidad y Espacio Remoto) dirigido por nuestro investigador y exdirector del Observatorio Vaticano, José Funes, S.J. El proyecto OTHER es un laboratorio de ideas que propone un enfoque multidisciplinar a la búsqueda de otros mundos habitados. Es un grupo conformado por investigadores en astronomía, biología, teología y filosofía, entre otras disciplinas.

Entre los temas que aborda, se encuentra la discusión sobre el impacto que tendría un eventual descubrimiento de una civilización extraterrestre, en la concepción filosófica, social y religiosa de nuestra propia civilización. Para ello, revisan conceptos acerca de la naturaleza, la vida, la inteligencia y la espiritualidad, al tiempo que consideran las posibles escalas y alcance de las civilizaciones en la Vía Láctea.

Una de las líneas de trabajo que derivaron de estas discusiones es la que utiliza métodos numéricos y modelos estadísticos para analizar diferentes escenarios de las redes de comunicación en la galaxia.

El Dr. José Gabriel Funes es investigador del CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) en la Universidad Católica de Córdoba, ex Director del Observatorio del Vaticano. Funes obtuvo la licenciatura en Astronomía en FAMAF (UNC) en 1985, una licenciatura en filosofía en 1996 en la Universidad del Salvador en San Miguel, Argentina. En 2000 obtuvo su doctorado en astronomía en la Universidad de Padua, Italia. Es profesor titular de Filosofía de la Naturaleza.

  Observatorio Vaticano     comunicación     Observatorio Astronómico de Córdoba     ET     contacto     CONICET     OTHER     International Journal of Astrobiology,     Universidad Católica de Córdoba     investigación     extraterrestres     proyecto     publicación     UCC     José Gabriel Funes  

Comunidad UCC

Facebook Twitter Youtube Instagram LinkedIn