CORONAVIRUS:  Información actualizada, medidas y contactos.  

Noticias UCC

Prudencia o miedo

Publicado el 19/03/2020 en Noticias UCC

Seguro que en estos días más de uno se sintió desorientado con tanta información (muchas veces contradictoria) y medidas preventivas que han generado un impacto enorme en nuestra área de libertad, con todo lo que ello implica. Desde cómo moverse (para comprar comida, por ejemplo), de qué modo realizar nuestro trabajo/estudio y adaptarse a las condiciones "virtuales emergentes" o cómo manejarse según normativas de higiene, entre otras muchas cuestiones.

Todas estas "decisiones" movilizan y ponen en juego muchas emociones, en su mayoría negativas, como tristezas; angustias; y sobre todo el miedo…. La tarea de nuestros días es de revertir esto, y movilizarlas hacia un "norte", es decir encontrar motivos válidos por los cuales movilizar mis decisiones y ejercer mi libertad. 

Desde la LogoterapiaViktor Frankl, un medico sobreviviente de cuatro campos de concentración, nos enseña que ser libre no se trata de "hacer lo que me plazca", sino de decidir en pos de un motivo. Implica "ser libre para"; Es decir, tomar la decisión desde un valor que moviliza toda mi voluntad y me lanza a lo mejor de mí. 

Entonces, el valor actual en juego es mi libertad en relación a los otros. Con ello, si elijo cuidarme, cuido a los otros. Si me descuido, nos descuidamos todos. Esto implica un segundo paso: ser libre para responder en pos de un valor, es nada más ni nada menos que desarrollar mi responsabilidad. La palabra responsabilidad (que hoy tiene mala prensa) no implica un mero cumplimiento sino que significa desarrollar mi habilidad netamente humana de respuesta. Somos seres con capacidad de responder.

En torno a esto es necesario detenernos. Elegir y responder en pos de un valor es lo que motiva hondamente a sostener cualquier decisión y ordena las emociones más desordenadas como los excesos de ansiedad, tristeza o miedo. 

Tales emociones en sí mismas no son ni buenas o malas, lo que produce efecto negativo es el exceso de las mismas. Entonces, por ejemplo, ante lo que nos informan los medios masivos de comunicación, es importante poner un filtro para atender a aquello que nos va a servir para ser prudentes. Caso contrario podríamos caer en la ingenuidad (no creer en nada de lo que se recomienda) o en pánico. La capacidad de decidir en pos de valores es la que clarificará el rumbo a tomar y ordenará nuestras emociones. 

Otro punto que resulta significativo en cuanto al impacto de nuestra libertad, es que el buen elegir, es aprender a renunciar. Para llevar a pleno una decisión, es decir, disfrutarla a lo ancho y a lo largo, es necesario entender que no se puede todo. Esto es un gran aprendizaje para nuestra cultura actual, que entiende que "todo lo puede" y que palabras como el detenerse o postergar han perdido su valor en un mundo exitista. Por tanto, el elegir priorizar la vida y cuidarse va a implicar echar luz a las ansiedades que se despiertan ante situaciones límites como estas. Entender que es necesario detenernos y escucharnos, encontrarnos con nosotros mismos y con quienes convivimos, ejercitarnos en el valor de la paciencia, que se puede esperar o que las cosas se pueden acomodar de otro modo, ante el orden de prioridad actual que nos ha traído el Coronavirus. 

Estamos atravesando una situación de crisis que no solamente implica advertir peligros, sino también oportunidades. Por ello, quizás cada uno tenga dentro de sí la búsqueda y la respuesta ante el desafío de ¿Qué oportunidades podré aprender hoy o se me presentan a partir del Coronavirus?


Por Cecilia Barovero. Profesora de Antropología de la Universidad Católica de Córdoba.

  decisiones     miedo     libertad     logoterapia     prudencia     coronavirus     prevenci贸n     Cecilia Barovero     Viktor Frankl  

Comunidad UCC

Facebook Twitter Youtube Instagram LinkedIn