Noticias UCC

Glifing

Publicado el 20/05/2019 en Noticias UCC

Se presentó en nuestra Universidad el método Glifing, una herramienta para facilitar la detección temprana de las diferencias de aprendizaje y dotar al profesorado de instrumentos para intervenir de forma eficaz. El evento fue organizado por nuestra Facultad de Educación.

Conversamos con la psicóloga española Montserrat García, su principal precursora.

¿Qué busca el método Glifing?

Lo que buscamos es que todos los alumnos tengan un nivel de competencia lectora que les permita avanzar por el mundo académico sin sufrir. Sin la lectura bien afianzada, es muy difícil tener éxito a nivel escolar.

¿A qué dificultades apunta?

Lo primero que hicimos fue apuntar a la dislexia porque es la dificultad inesperada. Tienes a niños que son inteligentes, están escolarizados, no tienen ningún problema perceptivo y a pesar de ello no consiguen avanzar. Si no se atienden estos casos, se está condenando al fracaso a estos niños que tienen muchísimo potencial y que debido a sus dificultades de lectura no lo pueden mostrar.

Este fue el punto de partida y en mi caso fue porque mi hijo tenía dislexia, pero más allá de las dificultades específicas, en el mundo escolar hay una franja de entre un 25 y 30 por ciento de niños que están con un nivel lector muy por debajo de lo esperado y esto coincide con las cifras de las pruebas oficiales. Esta condición les dificulta el día a día para llevar adelante la escuela y si la institución no es capaz de hacer algo por ellos, posiblemente los pierda. Hay que apuntar a trabajar para esos niños.

¿En qué se basa el método que ustedes sugieren?

Nosotros estamos presentando un videojuego, que a todos los niños les gusta y así podemos personalizarlo para que puedan mejorar y motivarse en su aprendizaje. Lo que buscamos es competencia lectora que se define por dos variables: una es la fluidez, que comprende tanto la velocidad como la precisión en la lectura. Otra es la comprensión.

En general a los niños que no les gusta leer es porque les supone un gran esfuerzo y por lo tanto no les produce placer. Hay niños que leen 7 o 12 palabras por minuto. Eso hace que te aburras o no comprendas. Por eso si tú enseñas a leer con algo que es divertido como un juego de ordenador (computadora), les estás allanando el camino para que salten la primera barrera de aquello que de entrada no les gusta.

Glifing empieza siempre con una primera evaluación muy breve de lectura. En diez minutos tienes el perfil lector del niño y te puede decir en qué punto se encuentra respecto a una población de referencia.

En función de estos resultados se puede saber si los problemas son más de decodificación, de fluidez o de comprensión. A partir de eso el método maneja un algoritmo que sugiere los ejercicios que el niño necesita para mejorar esta capacidad.

Lo interesante de esta propuesta es que está sistematizada y esto hace que la persona pase por cada instancia necesaria para llegar para llegar a su nivel máximo de competencia lectora.

¿El método se puede aplicar en la escuela y en consultorio?

Es adecuado para aplicar en ambos casos, pero adquiere particular importancia en el consultorio que es donde van los niños que tienen una problemática. En el colegio es más complicado, porque es un entrenamiento y esto implica que hay que trabajarlo todos los días.

De todas formas, cuando un niño o niña trabaja con Glifing tiene una clave y contraseña y puede trabajar en cualquier sitio que tenga conexión a internet.

¿Cómo se pasa de la pantalla al papel?

La mayoría de los adultos nos pasamos el día de cara al ordenador o con el teléfono móvil. Esta es la realidad que vivimos, que hemos construido y con la que aparentemente nos sentimos bastante cómodos. Los niños y adolescentes están exactamente en el mismo mundo. El tema es que cuando se tiene un buen nivel de lectura, el soporte no es tan importante y se puede acceder a cualquier dispositivo.

Nos pasa muchas veces cuando los niños llegan a cierto nivel que nos piden más sesiones y nosotros les decimos que busquen un libro porque ya están en condiciones de leer cualquier cosa.

¿Cómo comenzó Glifing y cómo es hoy?

Empezamos en el 2008 con la colaboración de la Universidad de Barcelona. En 2013 ya teníamos una herramienta que pudimos comenzar a comercializar.

Las primeras actividades las aplicamos a mi hijo, pero una vez que fuimos avanzando trabajamos con un grupo de niños con tratamiento y otro de control. Los resultados arrojaron que la mejora era estadísticamente significativa. Hoy en día realmente se puede apreciar la proyección rápida de mejora de los niños.

Tenemos tres áreas: pedagogía; psicología, y también hay lingüistas que trabajan más el tema de comprensión para lo que se precisa de contenido semántico de calidad. También tenemos área técnica y comercial.

La mayoría de nuestro trabajo se realiza en red con la gente que se enamora de nuestro proyecto.

¿Las nuevas tecnologías son la causa de que leamos menos?

A mí me parece que esto es como cuando surgió el correo electrónico que pensábamos que haría que escribiéramos menos cartas, cuando en realidad ya nadie las escribía. Lo que pasó es que la gente comenzó a escribir mucho más.

Entonces yo no creo que tengamos mayores dificultades de lectura ahora por las nuevas tecnologías, sino que han existido siempre y ahora tenemos muchas más posibilidades de abordar esta problemática. Hace solo 30 años pasaba que "los niños que no servían para el colegio" (y lo digo entre comillas), lo dejaban y se ponían a trabajar. Ahora los niños están obligados a estudiar y eso ha hecho que nos ocupemos de identificar las problemáticas propias de cada uno para resolverlo. Hay niños con problemas de atención, otros con problemas para la lectura, otros que no pueden parar de moverse, los del espectro autista. Antes no sabíamos qué significaba todo esto.

Las nuevas tecnologías van a provocar cambios estructurales en nuestro cerebro de la misma manera que cuando apareció la escritura.

  Universidad de Barcelona     dislexia     tecnología     aprendizaje     psicología     Glifing     Montserrat García     Facultad de Educación     lectura     pedagogía     videojuego  

Comunidad UCC

Facebook Twitter Youtube Instagram LinkedIn